Aprender Arquitectura, Aprender Geometría Descriptiva

Publicado originalmante en el Suplemento FCArquitectos de la Revista Construir

Un aporte obligado desde mi perspectiva personal Arq. Uriel R. Cardoza S. Profesor Titular Dpto. de Diseño y Expresión Facultad de Arquitectura UNI-Nicaragua urcardoza@uni.edu.ni 

 “…contradecir a la Geometría, es lo mismo que negar abiertamente la verdad” Galileo Galilei Introducción: …el aprendizaje es un acto soberano de voluntad individual, ”privado“ y, tradicionalmente, en la mayor parte de las circunstancias, doméstico. 
Podemos decir que muchas actividades se pueden aprender, más pocas se pueden enseñar. En este caso se “enseña” a quien quiere “aprender”.[1] Al alcanzar la Educación Superior, el estudiante ha decidido qué camino toma para el resto de su vida en el ámbito profesional, lo que depende generalmente de sus intereses o aptitudes en el mejor de los casos, pero en la mayoría de veces esta decisión se fundamenta en la orientación familiar, posibilidades económicas o las supuestas aspiraciones que una u otra profesión garantiza en el campo laboral. Para lograr un buen resultado en el aprendizaje de la Arquitectura como profesión es necesario conjugar inteligencias naturales del individuo, o sea sus aptitudes, con las actitudes y motivación que aplique en el proceso a fin de hacerlo significativo. 
Históricamente se ha dicho que el ser Arquitecto es algo genético y que difícilmente alguien que no tenga desarrollada la inteligencia espacial podrá obtener un buen resultado en la carrera, lo que no es totalmente cierto, ya que siempre pasa que los que tienen muchas aptitudes se atienen a ellas y no se esfuerzan adecuadamente, mientras que los que no habían desarrollado dicha inteligencia, con actitud y motivación por alcanzar su meta, han logrado en su formación y su práctica profesional un buen desarrollo. En el aprendizaje de la arquitectura es fundamental la disciplina de la Geometría Descriptiva, cuyo fin es el de desarrollar o mejorar la inteligencia espacial, soporte de la proyección de los espacios arquitectónicos en los que el ser humano desarrolla diversas actividades de la vida diaria. Paradójicamente no siempre los estudiantes de arquitectura mantienen la motivación en el aprendizaje de estos contenidos, ya que por su rigurosidad, se frustran cuando no logran percibir y representar la realidad material que les rodea y por consiguiente sus propias ideas también. 
Entonces es necesario e imprescindible diseñar estrategias de aprendizaje adecuadas para alcanzar el dominio de esta materia que permite alcanzar una de las veintiséis competencias profesionales que todo profesional de la arquitectura debe poseer según lo indica la Unión Internacional de Arquitectos UIA y la UNESCO a través de la Carta de la Formación de la Arquitectura, también retomadas por el Proyecto Tuning de Latino América que se lee así: “Habilidad de percibir, concebir y manejar el espacio en sus tres dimensiones y en las diferentes escalas”. Pero también es básico para lograr otras competencias declaradas por el mismo documento, entre otras: capacidad imaginativa, creativa, innovadora y de liderazgo en el proceso de diseño de la Arquitectura y el Urbanismo; y además, dominio de los medios y herramientas para comunicar oral, escrita, gráfica y/o volumétricamente las ideas y proyectos, tanto urbanos como arquitectónicos. Desarrollo: Según Le Corbusier, la arquitectura es “el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes reunidos bajo la luz”, además afirma que “La sensación, frente a la arquitectura, la obtendréis mediante la medición de las distancias, de las dimensiones, de las alturas, de los volúmenes: matemática poseedora de una clave que dará (o no) la unidad, según que tenga éxito o fracase. ¿Lo creeréis? Esta clave de la arquitectura, la proporción, se ha perdido, olvidado. Ya no pensamos en la que en cierta época fue todo y conducía hasta el mismo misterio; ni nos ocupamos de ella, la hemos abandonado”[2]. El aprendizaje de la arquitectura se basa en la geometría, ya que ésta asegura, orden y estructura lógica para generar formas y espacios habitables. El arquitecto en su proceso creativo transforma la geometría de lo existente o de lo que imagina en formas nuevas, con posibilidades de uso y habitabilidad. 
Por ello, el aprendizaje de la geometría descriptiva es imprescindible, para la estructuración y construcción de una obra arquitectónica, quizás por esto a través de cuarenta y cinco años de la enseñanza de la arquitectura en Nicaragua, siempre ha estado presente en los planes de estudio y durante los primeros treinta años se impartió con los mismos contenidos y las mismas estrategias de aprendizaje que en las carreras de ingeniería. En mis primeros dos años de docente de esta asignatura, a pesar de intentar transmitir lo que había aprendido, trate también de aplicar algunos ajustes en cuanto a contenidos y actividades de aprendizaje que como estudiante identifique necesario haber aplicado en asignaturas posteriores, pero que no se me habían dado. Particularmente visualicé que los problemas que resolvíamos eran muy generales y no sentía su aplicación concreta en la arquitectura, lo que finalmente hice en una asignatura posterior, pero que la mayoría de mis compañeros de estudio no habían alcanzado el dominio teórico práctico de esos aspectos básicos que luego se concretaban en la representación tridimensional de una idea o proyecto arquitectónico. 
Finalmente en 1995, logré mediante mi Trabajo Monográfico presentar una aproximación a un Texto Básico de Geometría Descriptiva para Arquitectura, el que propuso una estructura con nuevos contenidos, además de los tradicionales, pero sobre todo planteando la necesidad de tomar como estrategia central de aprendizaje la solución de problemas basados en objetos arquitectónicos, para identificar así lo significativo de este aprendizaje durante el proceso mismo de comprensión de los aspectos declarativos y procedimentales de la materia. Originalmente pretendí acompañar el texto con una primera aproximación a un programa o tutorial basado en el sistema CAD, como material didáctico que facilitara o complementara el proceso de aprendizaje, llegando a vincularme con una docente de Ingeniería en Computación y un grupo de estudiantes que como trabajo de curso realizaron una propuesta inicial. 
El mejoramiento y culminación de esta idea quedó pendiente por la urgencia de concluir mis estudios y obtener mi título profesional. Nunca me imaginé que catorce años después, particularmente en España, existieran iniciativas muy avanzadas que pretenden eliminar de los planes de estudio de arquitectura y de ingeniería, la Geometría Descriptiva, pretendiendo sustituirla por el uso de programas informáticos basados en sistemas CAD y sus nuevas versiones, con la idea de facilitar supuestamente el proceso de aprendizaje de las relaciones geométricas del espacio tridimensional en el que vivimos. Una estrategia idónea de aprendizaje de la Geometría Descriptiva no puede ser sustituida por el aprendizaje operativo y técnico de paquetes informáticos. Más bien, sería muy valioso, replantear su programa curricular, reduciendo los contenidos clásicos de esta materia, manteniendo los aspectos esenciales de su enseñanza tradicional y evitando ejercicios rutinarios; con una metodología lo más general posible. 
Esta reducción de contenidos, permitió hasta ahora la inclusión de contenidos nuevos en 1995 y la reducción de dos a una asignatura en el año 2000, por tanto podría facilitar la implementación de una breve introducción a los sistemas CAD. Pero por otra parte, el estudio y práctica de la geometría, es insustituible como medio didáctico para desarrollar la habilidad en la visualización, y como apoyo en la combinación de ésta con la elaboración de croquis y dibujos con los instrumentos de dibujo tradicionales, como bases fundamentales de la expresión gráfica técnica que soporta la Geometría Descriptiva. Conclusión: Para Mies Van der Rohe “los estudiantes, en paralelo a su formación científica, han de aprender primero a dibujar para dominar los medios técnicos de expresión y educar el ojo y la mano”[3]. El aprendizaje de la arquitectura y por consiguiente el de la geometría descriptiva se dificulta porque se sitúa en medio de la separación conceptual existente entre ciencia, técnica, arte y sensibilidad. Así, más allá de las inteligencias o destrezas que los aspirantes a la carrera de arquitectura tengan, las estrategias de aprendizaje idóneos deberán tender a desarrollar esas capacidades de manera integral y nunca, favoreciendo algunas áreas en detrimento de otras. 
Por ejemplo, cuando se pretende sustituir el dominio de los medios técnicos tradicionales de percepción y representación tridimensional que la geometría descriptiva facilita, por los recursos informáticos que tratan de agilizar dicho proceso a partir de las destrezas que, en el uso de medios tecnológicos, disponen los jóvenes de hoy. ¿Qué pasa entonces, cuándo las características socioeconómicas predominantes en nuestro país, como hasta hoy, no permiten el acceso equitativo al uso de medios audiovisuales para implementar esta estrategia de aprendizaje? Evidentemente, la única posibilidad es la de mantener las prácticas tradicionales en el aula de clases, pero propiciando el uso de esos recursos tecnológicos fuera de ella, sobre todo hoy que vivimos en la era de la información y la comunicación. Esta opción, debe implementarse debidamente acompañada por guías metodológicas para permitan orientar y optimizar el gran potencial de su aplicación práctica. En ese sentido, debemos evitar lo que sucedió con el uso de las calculadoras en el aprendizaje de la matemática. La extrema dependencia de ella de parte de los estudiantes, que es también lo que ha estado pasando con el uso de los sistemas CAD en la proyección y representación de una obra arquitectónica. 
Queramos o no siempre la idea fluirá con mayor agilidad del cerebro a la mano, de la mano al lápiz y del lápiz al papel, en simples croquis o en dibujo técnico propiamente dicho. Este es un tema muy polémico: desde mi perspectiva, un programa informático puede contribuir a la conceptualización o a la representación, pero no se debe confundir su uso como instrumento de dibujo, con la insustituible capacidad compositiva que sólo puede ser aportada y respaldada por una sólida formación en arquitectura. 
 Bibliografía: · Cardoza S. Uriel R. Texto Básico de Geometría Descriptiva para Arquitectura 1995, Trabajo Monográfico para optar al Título de Arquitecto, Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional de Ingeniería, Managua Nicaragua. · Conesa Pastor, Julián; Company Calleja, Pedro; y Gomis Martí, José María. La Estructura del Aprendizaje en el Contexto de los Sistemas CAD. España 1999. Pozo, José Manuel. Geometría Métrica y Descriptiva para Arquitectos, Reedición del Libro de Fernando Nagore. España 2007. · Programa de Asignatura de Geometría Descriptiva, Plan de Estudios 2000, Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional de Ingeniería, Managua Nicaragua.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s